Publicado el

Amoblamiento para hoteles

El mercado del amoblamiento para hoteles ha estado en una gran agitación durante varios años debido a los cambios en las tendencias de consumo y las características de la oferta.

En este contexto, para los hoteles, la elección del amoblamiento para hoteles se está volviendo estratégica:

Por un lado, ya que se abre una gama de posibilidades, dada la gran variedad de propuestas;

Y por otro, porque crear un hotel personalizado capaz de ofrecer a los huéspedes una experiencia única es esencial para la diferenciación de la competencia feroz.

Ahora más que nunca, la personalización es la palabra clave en la elección del mobiliario del hotel;

Los productores ofrecen amplias oportunidades de modificación en sus catálogos;

Incluso la creación de productos personalizados para amueblar habitaciones de hotel y establecer espacios comunes en instalaciones de alojamiento.

Por lo tanto, la creatividad en la elección de los muebles está en aumento, pero se debe tener cuidado para evitar los excesos o las improvisaciones:

Para evitarlos, es útil referirse a un estilo de mobiliario de hotel preciso, eligiendo entre los que están más de moda en la actualidad;

Y desarrollándolo según las características del hotel y la experiencia específica que desea ofrecer a los huéspedes.

Las posibilidades de personalizar el mobiliario hotelero que ofrecen las empresas de este sector permitirán alcanzar el resultado deseado.

El estilo minimalista en el mobiliario del hotel es muy popular, ya que trae ventajas incuestionables.

Primero, la habitación de hotel mínima tiene un área de piso más grande para la misma superficie;

Lo que hace que este estilo sea adecuado también para hoteles con espacios más pequeños.

Es un estilo especialmente adecuado para la relajación y transmite una sensación de calma y elegancia;

Amoblamiento para hoteles
Amoblamiento para hoteles

Es excelente para hoteles en capitales o ciudades animadas;

Ya que permite a los huéspedes disfrutar del descanso y la concentración después de días o noches ocupados.

Por la misma razón, también es muy adecuado para amueblar hoteles utilizados para viajes de negocios.

También es adecuado para hoteles utilizados para estadías prolongadas;

Ya que crea espacios modestos de los que no se cansan los huéspedes de estadías prolongadas.

En un nivel práctico, amueblar habitaciones de hotel en un estilo minimalista requiere una gran atención a la calidad de los muebles:

Menos piezas no necesariamente significan costos más bajos, y la menor presencia de accesorios a menudo debe compensarse con calidad.

También se requiere un esfuerzo de diseño para darle al huésped la misma área de piso mientras deja más espacio vacío en la habitación.

El diseño personalizado es particularmente útil para esto.

La silla se convierte en un componente expresivo esencial en una habitación de hotel mínima:

En este espacio “neutralizado” puede ser original “jugar” con una pieza de alto impacto;

Tal vez con un fuerte contraste (trabajo coloreado o formas opuestas a la geometría predominante).

La silla es el accesorio más adecuado para desempeñar este papel, ya que se puede mover a diferentes posiciones en la sala.

La elección del estilo urbano para un hotel se recomienda especialmente cuando se desea dar un ambiente amigable y contemporáneo a sus espacios.

Adecuado para huéspedes jóvenes y cosmopolitas, este estilo presenta el reciclaje de los artículos más dispares, que se despojan de su uso normal y se usan con fines decorativos.

El amoblamiento para hoteles de estilo urbano se adapta bien a los hoteles creados con trabajos de recuperación arquitectónica:

A este estilo le gustan los techos altos y las paredes con ladrillos a la vista;

Amoblamiento para hoteles
Amoblamiento para hoteles

Frecuentemente encontrados especialmente en proyectos de recuperación y cambios en el uso previsto anteriormente;

También funciona muy bien en entornos más estándar, donde es aconsejable trabajar en el parquet y la decoración de paredes.

Es un estilo de decoración muy de moda en hoteles en ciudades capitales y ciudades de arte;

Y uno que a través de su eclecticismo puede hacer que cada habitación de un hotel sea diferente, una pieza única que sea una experiencia para los huéspedes.

Los colores básicos del estilo urbano son los tonos negro, beige y marrón;

Y sobre todo la paleta de colores del cuero, desde el marrón habanero hasta el burdeos.

Estas son las principales herramientas con las que realizar el amoblamiento para hoteles;

El resto vendrá con un uso inteligente de contrastes y especialmente componentes decorativos:

La capacidad de crear “caos aparente” es de hecho el sello distintivo de este estilo de decoración.

Las piezas vintage y los componentes de reciclaje, como lámparas viejas, herramientas industriales o piezas de maquinaria;

Reconcebidas como accesorios de decoración o iluminación, darán el sabor del mobiliario en el que se pueden mezclar diferentes líneas.

La pieza principal aquí es el sofá o sillón: cuero o imitación de cuero;

Mejor con un color contrastante y angustiado o envejecido naturalmente, será el enfoque estético de toda la habitación.

Alternativamente, las sillas de diseño o las tumbonas pueden hacer el mismo trabajo.

Dejemos que dure el estilo más articulado: amueblar un hotel en estilo fusión significa crear una sagaz combinación de tendencias.

Casi siempre se caracteriza por la presencia de componentes étnicos, sin embargo;

La fusión se distingue por mezclar armoniosamente componentes de entornos modernos y tradicionales.

El amoblamiento para hoteles en estilo de fusión es un trabajo complejo de realizar;

E igualmente adecuado para panoramas urbanos y centros vacacionales, entornos de lujo o de convivencia, con un único denominador común:

Una clientela sofisticada con gusto, capaz de comprender la articulación del estilo y buscando una experiencia de hospitalidad única.

Para amueblar en un estilo de fusión, en primer lugar, debe decidir claramente qué tendencias desea mezclar.

Un buen mobiliario de fusión para hoteles nunca debe incluir más de tres tendencias, para evitar el riesgo de confusión y el efecto pastiche.

En segundo lugar, es importante decidir sobre la paleta de colores, que estará determinada por la tendencia dominante.

Para amueblar una habitación de hotel en estilo fusión también es muy importante definir el equilibrio de color entre paredes y muebles:

Si los muebles tienen varios matices de color, las paredes deben permanecer neutrales, y viceversa.

La oportunidad de jugar en telas se explora en este enfoque más que en cualquier otro.

Para concluir, sea cual sea su elección sobre el estilo con el que amueblar un hotel;

Lo importante es comenzar con un concepto claro en mente para el amoblamiento para hoteles;

Que surja del conocimiento preciso del tipo de experiencia que desea crear para los huéspedes.

Con esta ruta trazada, la interacción con los proveedores puede brindar posibilidades y espacios para lograr un espacio auténtico y personalizado.

Amoblamiento para hoteles
Amoblamiento para hoteles